No son algo nuevo. La noticias falsas y la desinformación ha existido por muchos más años de los que creemos, ¿el problema?, es que hoy se distribuyen con rapidez y mayor penetración en la población.

Ya sea por rumor o propaganda, hace muchos años que la desinformación está presente en el escenario informativo. Sin embargo, nunca antes hubo tantas herramientas para que la distribución de este contenido falso sea tan masivo. La horizontalidad de las redes sociales, tan destacada en muchos momentos, es el caldo de cultivo ideal para que miles de usuarios compartan información falsa.

No estamos hablando de una equivocación o una mala interpretación, sino de una industria creada para hacer dinero: inventan contenido para lograr visitas a un sitio, sumar plata por publicidad

Cristina Tardaguila, fundadora de Agência Lupa, explicó que las noticias falsas están migrando a WhatsApp, software que cuenta con más de mil millones de usuarios en todo el mundo.

Detectar noticias falsas en WhatsApp es particularmente difícil ya que las conversaciones, personales o de grupo, están encriptadas y son privadas.

En las redes sociales, los usuarios tienden a seleccionar y jerarquizar información que en gran medida esté de acuerdo a sus creencias. Se volvió muy fácil compartir o darle me gusta a algo que refuerza la visión del mundo, aunque no necesariamente sea cierto.

El lector entregó toda su confianza a las redes, como Facebook, Twitter, Google y whatsapp , a cambio de información de todos los temas, de manera instantánea y de acceso irrestricto. 

Pero si bien las diferentes plataformas, buscan cómo combatir este millenial problema, los usuarios deben ser también responsables de lo que comentan, creen y comparten. Así, varias guías de verificación de noticias y fuentes han comenzado a circular principalmente por los medios de comunicación.

Lo primero es no confiar enseguida de los titulares, luego confirmar URL y fuentes de la noticia. Así, para seguir verificando la validez de la información, se debe revisar el formato y tipo de videos, si es que nos encontramos en un sitio ya conocido.

Una última sugerencia, es también verificar otros medios de comunicación con dicha información, para así corroborar los antecedentes.

Lo más importante siempre es no compartir ni difundir información sin estar seguros de que es verídica.