La solución propuesta por AgroUrbana busca producir hortalizas de mayor frescura y duración sin pesticidas, usando una fracción del agua y la superficie a través de tecnologías que permiten aportar al desarrollo económico y medioambiental de la industria agrícola.

Recién inaugurada su base de operaciones, se destacan por importantes ventajas sobre la agricultura tradicional.

El sector agrícola está constantemente buscando soluciones para enfrentar los bajos márgenes para el productor, la falta de agua, la estacionalidad, la trazabilidad, el uso de pesticidas, la logística y la necesidad de que las hortalizas se mantengan frescas, en conjunto con garantizar la seguridad alimentaria y la salud de los trabajadores.

AgroUrbana nace como una solución a través de un sistema de Agricultura Vertical interior de clima controlado que permite producir hortalizas sabrosas, frescas y con mayor duración, usando menos del 5% del agua que consume la agricultura tradicional y obtener una producción anual puede superar en más de 100 veces los rendimientos por metro cuadrado, permitiendo realizar cultivos dentro de la ciudad y reducir los tiempos entre cosecha y consumo.

Cristian Sjögren y Pablo Bunster, son los socios fundadores de este proyecto, vienen del sector de las energías renovables donde participaron como emprendedores, inversionistas y ejecutivos de empresas multinacionales y vivieron lo que fue la disrupción de la industria energética. Ambos han trabajado durante el último año investigando granjas verticales y las tecnologías que se están desarrollando, visitando varios países y generando relaciones con los principales tecnólogos de la industria. “Gracias a la tecnología LED y al método de cultivo de la agricultura hidropónica vertical, podemos producir en forma consistente durante todo el año y cosechar un vegetal superior que es más sabroso y sano porque la planta se desarrolla bajo condiciones óptimas y libre de pesticidas y herbicidas”, asegura Cristián Sjögren.