¿Será el planeta rojo viable para vivir cuando ya no podamos estar en la Tierra? Si seguimos la preocupante línea sobre el aumento de la población en la Tierra, y los nefastos índices que estamos dejando actualmente en el medio ambiente, necesitaremos un planeta de reemplazo. Y quizás más pronto de lo que imaginamos. ¿Será Marte la opción?

Existen varios temas por resolver para poder habitar Marte. Las temperaturas, la radiación y la falta de agua son las principales. “Tendemos a pensar que al ser un planeta desértico sus temperaturas van a ser similares a los desiertos de nuestro planeta, sin embargo la temperatura global de Marte es de -60ºC, a esa temperatura el dióxido de carbono se congela, de hecho este es el principal componente de los polos marcianos”, explica Priscilla Nowajewski, Lic. en Física y Dra(c) en Fluidodinámica, Meteorología y representante en Chile de The Mars Society. Esto se debe principalmente a que Marte está muy alejado del Sol y a que su atmósfera es muy delgada, por lo tanto no es suficiente para generar un efecto invernadero que aumente las temperaturas superficiales. Además al no tener una capa de ozono como en nuestro planeta, en Marte estaremos desprotegidos de los efectos de la radiación ultravioleta.

Los antecedentes y desafíos parecieran decirnos que Marte no es la opción. Conversamos con Priscilla sobre el planeta rojo, cuáles son las condiciones existentes para que sea habitable y por qué queremos ir para allá.

¿Cuáles son las condiciones que hacen que Marte sea habitable?

Por definición, para que un planeta sea habitable debe tener una temperatura superficial que  permita la existencia de agua líquida en su superficie. A pesar de que Marte no cumple con esa característica, es el lugar ideal para un posible asentamiento ya que es el planeta más cercano a la Tierra con mayores posibilidades de ser habitado. Venus se descarta ya que su temperatura superficial supera los 400ºC. Por otro lado, la gravedad en marte es 60% menor que la terrestre, sin embargo esto es suficiente para que el cuerpo humano se adapte a esta condición. El ciclo día-noche en Marte dura aproximadamente lo mismo que en la Tierra, muy importante para los procesos biológicos dominados por la exposición a la luz solar.

¿Cómo han avanzado en los últimos años las investigaciones en Marte?

Se ha avanzado bastante, pasamos de realizar estudios satelitales a tomar muestras in situ que nos han permitido entender el planeta con mayor detalle, no solamente logrando cumplir con el tema específico de la misión, si no que estamos viviendo en Marte a través de las sondas que están ahí. Hemos podido ver el efecto de las grandes tormentas de arena que cubren el planeta por meses, cosas habituales como escuchar el sonido que produce el viento en Marte o la composición química de su atmósfera o de su superficie. Aún así, son muchas las cosas que desconocemos.

Priscilla ha estudiado el planeta rojo y ha recopilado 5 razones por las cuales podemos habitar Marte. “Las razones que considero en mis presentaciones tienen que ver con temas de interés científico y cómo esto podría afectar a la humanidad”, comenta.

Cinco razones para habitar Marte
1. La primera razón para ir a Marte tiene que ver con un sentimiento innato del ser humano, somos curiosos, por lo tanto exploramos sin imaginar las dificultades a las que nos podríamos enfrentar. Nos interesa ir más allá y descubrir nuevos mundos, la evidencia está presente en nuestra historia.

2. Por otro lado, desde siempre hemos buscado encontrar vida en otros planetas, nos preguntamos si estamos solos en el universo o en caso de existir vida, ¿qué forma tendría?, ¿serán como nosotros?. Si bien la Tierra es el único planeta que conocemos que puede albergar vida, en los últimos años se han encontrado microorganismos capaces de resistir ambientes extremos, por lo tanto, esperamos que encontrar vida en Marte sea sólo cuestión de tiempo.

3. Queremos ir a Marte por que tiene una alta probabilidad de ser habitable, utilizando la tecnología adecuada para sobrevivir en ambientes extremos. El planeta rojo se encuentra en el límite exterior de la Zona Habitable, región que rodea a una estrella donde existe la probabilidad de encontrar agua líquida en su superficie, condición básica para hablar de planetas habitables, sin embargo, que cumpla estas condiciones no significa que necesariamente pueda albergar vida.

4. Otra razón es el desarrollo tecnológico. Las misiones espaciales son las que han generado la tecnología que usamos en nuestro día a día. Las cámaras de los celulares, los computadores portátiles, los LEDs, los filtros de agua, los detectores de humo, los lentes resistentes al rayado, entre otros, son artículos que usamos que tuvieron su origen en las misiones espaciales, que fueron todas desarrolladas desde un principio con el objetivo de sobrevivir un viaje a Marte.

Tenemos la suerte de vivir en una época tecnológica, donde ir a Marte supondría un desarrollo aún más potente, con gran innovación, buscando no solo generar soluciones a los desafíos que presente un viaje a Marte, si no también generar soluciones a las problemáticas actuales de nuestro planeta, como la reutilización del CO2 o generar nuevos recursos hídricos, por mencionar algunos.

5. Preservar la especie lo que más motiva la exploración de Marte. Estamos propensos a una extinción masiva ya sea por razones astronómicas, como la caída de un meteorito de grandes proporciones o a que por efectos del aumento de las temperaturas globales, nuestro planeta deje de ser habitable. Otros piensan en escapar de una catástrofe nuclear.

Si bien pueden ser razones de peso para algunos, es nuestra misión cuidar el único planeta que conocemos que reúne las condiciones para que podamos vivir en él, por lo tanto ir a Marte tiene que ser un tema de exploración, que satisfaga nuestra curiosidad y nos ayude a desarrollar la tecnología para mejorar nuestra calidad de vida. No podemos colonizar o invadir otro planeta con la idea de explotar sus recursos naturales, sólo lo estaríamos condenando tal como lo estamos haciendo con el nuestro. Por esta razón es que tenemos que educar, pensando en que son las futuras generaciones las que van a tener que tomar las decisiones sobre estos temas, pero también para tomar acciones desde ya, entregando las herramientas a todos los que buscan hacer algo al respecto.  


¿Qué otro planeta tiene las condiciones necesarias para ser habitado?

Si pensamos únicamente en la definición de planeta habitable, fuera de nuestro Sistema Solar hay varios candidatos a ser planetas de agua o que presentan las condiciones para tener agua líquida en su superficie. Además si pensamos en que por cada estrella existe al menos un planeta, las probabilidades de encontrar planetas habitables aumentan exponencialmente, más aún cuando en los próximos años los esfuerzos por estudiar sus atmósferas va a aumentar considerablemente. Por otro lado, en nuestro Sistema Solar, son las Lunas de los planetas gigantes Júpiter, Saturno, Neptuno, las que toman el protagonismo en este tema y que aumentan la posibilidad de que existan océanos de agua líquida bajo sus superficies congeladas. El caso de Encelado, luna de Saturno, deja en evidencia la presencia de agua en otros cuerpos del Sistema Solar, ya que en esta luna se forman géiseres de agua que contribuyen a la formación de uno de los anillos de Saturno, esto quedó en evidencia gracias a la investigación de la Dra. Bonnie Buratti de NASA Jet Propulsion Laboratory.